Apreciemos lo Bueno.

Please log in or register to like posts.
News

Ni el dinero ni la austeridad; ni la fama ni el anonimato; ni la compañía ni la soledad nos dan felicidad. No es el FUERA, sino DENTRO de nosotros y lo que nosotros percibimos de nuestra vida y del mundo que nos rodea, lo que nos proporciona bienestar.

No me gusta generalizar, pero muy seguido cuando vemos algo que va mal, dejamos de ver todas las cosas que van bien.

 

Les platico un ejemplo personal. A mí me gusta mucho correr, y correr al aire libre. Casi siempre corro en una Calzada que está en medio de una ciudad. Escucho muchos comentarios negativos. Hay gente que se siente en medio del tráfico, oyen los carros, sienten la contaminación, dicen que está demasiado lleno de gente, etc.

Yo decido lo que quiero ver en la Calzada. Veo un camino lleno de árboles, árboles que juntan sus copas de un lado al otro de la calzada, veo flores amarillas y naranjas, veo gente disfrutando igual que yo. Me siento súper afortunada de poder correr en ese lugar; donde si hace sol, los arboles me protegen, y si llueve también. No, no estoy ni evadiendo, ni alejándome de la realidad. Claro que sí, también veo los carros, pero no decido fijar mi vista en ellos, solo los veo de reojo, mi vista va fija para adelante, y en esa dirección es más fácil ver los árboles y el camino. También los escucho, pero mejor le subo el volumen a mis audífonos. Veo mucha gente, sí, pero la calzada no es mía, que padre que haya más gente en estos lugares públicos y que se aprovechen. El secreto está en mi percepción.

La decisión de a dónde dirigir mi vista es solamente mía. Y de eso depende toda mi experiencia, pues ahí centro mi atención. Depende de mí también, si yo disfruto o no disfruto de hacer ejercicio. No me encanta correr en banda, pero hay algunas circunstancias donde no tengo opción, y cuando tengo que hacerlo, de mi depende correr en la banda sufriendo, o hacerlo con gusto. Primero, pienso que no es para siempre, que es temporal, y que voy a volver a mi calzada. Segundo, conforme avanzan los kilómetros, me voy imaginando en mi mente en que parte de la calzada iría si estuviera ahí. Así, lo disfruto mucho más, no me aburro y entretengo mi mente.

Cuando nos enfocamos solo en lo negativo, entonces las únicas cosas que tendrán valor serán estas. Cuando no vemos las cosas buenas, estas van perdiendo su importancia. Para muchas personas, las cosas maravillosas, asombrosas y grandiosas de la vida no existen, por qué no están enfocadas en buscarlas.

La palabra “apreciar” tiene dos significados: El primero es valorar algo. Reconocer lo mejor de las personas, o del mundo que nos rodea. Afirmando las fortalezas y potenciales pasados y presentes. Dar gracias por algo, no darlo por sentado. El segundo significado es aumentar de valor, como en términos de economía, algo se aprecia cuando sube de valor.

Estos dos significados están conectados, porque cuando nosotros apreciamos algo, esa cosa se aprecia, sube de valor y tenemos más de ella. Cuando no apreciamos algo, lo ignoramos, entonces se deprecia, y pierde todo su valor.Hay personas que parecen tenerlo todo, sin embargo, son constantemente infelices; por el contrario, hay personas que parece que tienen muy poco, pero no dejan de celebrar la vida. También hay gente que tiene mucho y vive agradecida y feliz; y gente que tiene muy poco y viven amargamente enfocados nada más en sus carencias. Dos personas pueden experimentar exactamente lo mismo, sin embargo, vivirlo de manera radicalmente diferente. Lo que para uno puede ser una catástrofe, para alguien más puede ser una oportunidad para aprender. ¿Por qué no podemos encontrar un patrón?

Esto se debe a que la manera en que percibimos el mundo importa mucho más que la información “objetiva” o lo que sería la realidad de las personas. La experiencia del mundo se determina mucho más por nuestra percepción que por las circunstancias reales de nuestra vida. Ante un obstáculo o fracaso, ¿aprendemos para sacar algo positivo para la próxima oportunidad? ¿O nos derrotamos? Son diferentes formas de enfrentarnos ante un mismo fracaso. No nos hemos dado cuenta del poder que tenemos al ser co-creadores de nuestra realidad.

Hoy los invito a buscar la calzada en su vida. ¿Qué están decidiendo voltear a ver? ¿Están viendo los carros y la contaminación? ¿O están viendo los árboles, las flores y escuchando música? ¿No les gustaría disfrutar más su experiencia? Acuérdense, depende de nosotros tocar el cielo o el infierno. ¿Dónde están ustedes? Es su decisión…

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

Se el primero en darle like!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *